CENTRO CULTURAL SAN JORGE

 Hablando de educación…

La educación no entiende de fronteras geográficas, ni culturales, ni de sexos, ni de edad… La formación permanente a lo largo de toda nuestra vida es un derecho que todos debemos poder elegir y disfrutar.

Los agentes educativos y las instituciones correspondientes son los encargados de potenciar y facilitar los medios para que esto sea posible, pues es la garantía del adecuado desarrollo de nuestra sociedad.

Conscientes de ello, en El Burgo de Ebro nos subimos al carro del “aprendizaje permanente de adultos” allá por el curso 1986-87… Y desde entonces, los más de un centenar de profesores, 2 alcaldes, 7 concejales de educación y cultura y más de 6 millares de alumnos que vienen participando en este proyecto, lo han entendido como algo importante y necesario para el crecimiento personal y social de las gentes de nuestro municipio.

No hay más secretos: valoración, compromiso, apoyo económico, difusión, coordinación, muchas horas de dedicación, innovación, ilusión por aprender cosas nuevas,…Todos caminando en una misma dirección. Es un orgullo poder agradecer a todos los implicados, este apoyo incondicional.

El Centro Cultural San Jorge es el edificio emblemático que alberga desde tiempo inmemorial la educación y cultura burgolesas de varias generaciones. Y aquí seguimos, haciendo nuestro trabajo, compartiendo aulas con otros colectivos y disfrutando de gran parte del tiempo de ocio.

El Burgo de Ebro ha cambiado mucho en estos años. Tenemos la suerte de encontrarnos en una zona dinámica, bien comunicada, en creciente industrialización y alza demográfica.

Por eso, desde los 3 cursos ofertados para adultos en sus inicios, hasta las más de 30 actividades que los alumnos pueden elegir hoy, indican que hemos avanzado mucho en este sentido: formación básica, laboral, idiomas, nuevas tecnologías, talleres artesanales, formación musical, tertulias literarias, recuperación de tradiciones, jornadas culturales, excursiones, festivales, encuentros, conferencias, exposiciones,…

Y los retos continúan… Porque no podemos olvidar que vivimos en la sociedad del conocimiento y resulta imprescindible mantenerse actualizado.

PlumaComo profesora y coordinadora del Aula de Adultos de El Burgo de Ebro, me gustaría apostar por otros tantos o más años desarrollo educativo.

Personalmente, me gustaría apuntar que desde que empecé en la Educación de Adultos, hace 27 años, siempre ha sido un placer y un orgullo para mí, trabajar en lo que me gusta, con maravillosos compañeros y para la gente de mi pueblo.

Ana Cristina Cólera